Superliga Argentina: Se habló mucho, se jugó poco….

Superliga Argentina: Se habló mucho, se jugó poco….

Discreto clásico protagonizaron River y Boca (0-0) por la quinta fecha de la Superliga Argentina que se jugó ante setenta mil espectadores en el Estadio Monumental. Ahora habrá que esperar las semifinales de Copa Libertadores dónde tendrán que dar todo para llegar a la final.

El Millonario viene de clasificar a las semifinales de la Copa Libertadores tras empatar 1 a 1 ante Cerro Porteño y de perder 1 a 0 con Talleres por el campeonato, mientras que el Xeneize llega de avanzar a la semifinal de la tras igualar sin goles con Liga de Quito y de ganarle 1 a 0 a Banfield con el gol de Franco Soldano. En la fecha que viene River visitará a Huracán y Boca se recibirá a Estudiantes de La Plata.

Ahora, los dos colosos del fútbol argentino volverán a verse las caras el 1 de octubre, por la ida de las semis de la Copa Libertadores. Será en Núñez.Luego, el 22, se definirá el finalista en la cancha de Boca.

Formaciones
River Plate: Franco Armani; Gonzalo Montiel, Paulo Díaz, Lucas Martínez Quarta, Milton Casco; Ignacio Fernández, Exequiel Palacios, Enzo Pérez, Nicolás De La Cruz; Rafael Santos Borré y Lucas Pratto. DT: Marcelo Gallardo.

Boca Juniors: Esteban Andrada; Marcelo Weigandt, Lisandro López, Carlos Izquierdoz, Frank Fabra; Nicolás Capaldo, Iván Marcone, Daniele De Rossi, Alexis Mac Allister; Jan Carlos Hurtado y Franco Soldano. DT: Gustavo Alfaro.

Estadio: Antonio Vespucio Liberti

Árbitro: Fernando Rapallini

 

Historial a favor de Boca

River y Boca escribieron este domingo un nuevo capítulo del superclásico. Fue el 373 de una historia centenaria, que comenzó con un modesto amistoso en 1908 (lo ganó el Xeneize 2 a 1) y que hasta aquí la completa la inolvidable final de la Copa Libertadores en Madrid, donde River triunfó 3 a 1 y levantó la Copa Libertadores.

El dominador del historial es Boca, que aventaja por 11 partidos a River. En la última década los de Núñez lograron más triunfos y se quedaron con los mano a mano más importantes, incluso a nivel internacional, un giro que sirvió para equilibrar la paternidad que Boca había ejercido desde que en 1991 torció la historia, en la era de Oscar Tabárez como entrenador, luego aumentada en el ciclo de Carlos Bianchi.

FOTO: Crédito Clarín

Compartir:
Cerrar menú