Los deportes sin actividad y las instituciones se mantienen ‘como pueden’

Los deportes sin actividad y las instituciones se mantienen ‘como pueden’

Frente al estado de emergencia que vive nuestro país y el mundo por la pandemia desatada por el COVID-19, es incierto el panorama del deporte amateur para los próximos meses, aunque todo hace pensar que a partir de septiembre se podrá tener actividad.

Claro está, es solo una expresión de deseos de quien escribe, pero si seguimos lo que pasa en el mundo, ya en primavera puede darse la posibilidad que comience de manera escalonada a desarrollarse algunos deportes, sobre todo los individuales. Tenis, Padel, Ciclismo y Atletismo estarían a la vanguardia de ello.

Con respecto al fútbol, dejando siempre de lado el profesional, el Consejo Federal hizo conocer a través de voceros que en septiembre retornaría con la parte final el Torneo Regional, quedan 98 equipos y se reprograman las rondas para poder culminar en diciembre.

Con respecto al local, algo parecido sucedería, en esa fecha y hasta fin de año, solo resta esperar una reunión -ni bien se pueda y haya alguna certeza con respecto a la fecha de retorno- para que ellos definan si terminan el «Preparación» o se juega un «Oficial» de Primera «A» y «B» con sus respectivas divisiones inferiores.

Un año distinto, el deporte mueve mucha gente en todos sus ámbitos, desde el deportista mismo a entrenadores, profes, empleados administrativos, mantenimiento, jueces, seguridad y decenas de colaboradores que mantienen a los clubes ad honórem, los cuales solo estos últimos tienen que usar el ingenio para poder mantener las instalaciones y en muchos casos solventar costos con ingresos muchos menores.

Virus maldito —virus asesino, te paseas por el mundo
Trayéndonos sufrimiento, muerte y dolor
Has dejado una secuela de destrucción
Nos has apartado de afectos, caricias y amistad
Nos tiene separados, aumentando el dolor, que nos hermana
Pero no has logrado anular, ese sentimiento llamado Amor.

Ese amor, que nos une a los seres humanos
A través del tiempo y del dolor.
Esa fuerza invisible llamada Amor que nos une al mundo
De distinta raza, de distinto idioma, distinto color

Esto hará que te venzamos, unidos a través del Amor
Ese amor que palpita en cada uno de nosotros
Desde el anochecer, a la luz de cada día
Para mi Dios, no hace estas cosas, Él es Amor
Somos los humanos, ambiciosos de poder
Que destruyen este hermoso mundo que Dios nos lego
Saldremos adelante con la lección aprendida
De ser menos soberbios más humildes, de ser mejores
Con la lección aprendida, y tener valores superiores..

(Mario Villagrán, centro Cultural Maule Sur)

 

 

Compartir:
Cerrar menú