Leonardo Corti dio inicio a su temporada 11 en San Martín de San Juan

Leonardo Corti dio inicio a su temporada 11 en San Martín de San Juan

El plantel entrena a diario en el Hilario Sánchez con vistas a la continuidad del certamen Nacional y con el técnico Alfredo Grelak el arquero sampedrino inició una nueva temporada a sus 38 años. Compartimos una nota de un medio sanjuanino.

 

Realizó infantil en el club Los Andes de San Pedro, inferiores en Independiente y San Lorenzo, luego su carrera fue Almagro 2001 a 2006 logrando dos ascensos a Primera división del fútbol al Nacional B; entre mediados de 2006 a 2009 pasó por Luján de Cuyo de Mendoza, Ben Hur y 9 de Julio, ambos de Rafaela (los tres casos Argentino A y B), llegando a San Martín de San Juan en 2009 hasta la actualidad, lo que habría que buscar en los archivos de ese club un jugador que permanezca tantos años.

22/01 Desamparados (Bicentenario)

25/01 Gimnasia Mza. (Mendoza)

31/01 Gimnasia Mza. (San Juan)

Nota de https://www.diarioelzondasj.com.ar/corti-la-rueda-de-auxilio/

En el encuentro en Madryn (0-0) el Colorado volvió al arco verdinegro luego de dos años sin jugar. Reemplazó al capitán Luis Ardente (salió lesionado) y respondió con mucha seguridad. En junio cumplió 10 años en el club: “Me radiqué en San Juan, me siento cómodo acá”, confesó. En cuanto al presente del equipo añadió, “San Martín es un equipo grande de la categoría y estamos obligados a pelear por el ascenso”.

Relajado y en su casa tras el empate en Madryn. Al cuidado de su hija que jugaba en el patio, “no a la pileta no Paloma” y de la perrita, “salí, salí”. “El fondo está un poco descuidado. La patrona (su mujer) ya me sentenció, porque hago el asado en la tierra y ya está todo el pasto quemado. No hubo presupuesto para el parrillero”, continuó entre risas el arquero verdinegro Leonardo Corti (38 años) mientras el fotógrafo Roque Quiroga buscaba el lugar indicado para la foto.

En el encuentro ante Brown (0-0) el “Colorado” regresó al arco verdinegro después de dos años sin jugar. A los 25 minutos del primer tiempo reemplazó al capitán Ardente que salió por un golpe en la cabeza que le causó mareos.

En estos 10 años que lleva en el club siempre fue la rueda de auxilio de los arqueros titulares y se la bancó sin chistar. Antes cuando estaba Pocrnjic y ahora con Ardente. Cuando le tocó entrar respondió a la altura de los partidos.

“Me sentí muy bien. Se hizo difícil por el viento. En el segundo tiempo se complicó más el viento. Ellos tiraban los centros cerrados a propósito. Hacía bastante que no jugaba, no me acuerdo bien. Estuve tranquilo”, contó el “Colo” que hace dos años que no defendía el arco.
El 5 de mayo de 2017 fue titular en la victoria 1-0 ante Quilmes en el Hilario Sánchez, luego el 12 de junio fue titular en la derrota 3-0 ante Atlanta por los 32avos. de final de la Copa Argentina y finalmente el 6 de octubre atajó en el triunfo 1-0 ante Boca en un amistoso jugado en el Bicentenario.

“Con Luis tenemos una competencia sana. Yo trato de ganarme mi lugar día a día. Nos conocemos hace años, somos como hermanos. Concentramos juntos siempre. Podría haber buscado titularidad en otro equipo, pero en San Juan encontré mi lugar para vivir. Estoy radicado acá. A la hora de tomar una decisión la familia pesa mucho, por eso sigo acá en San Martín a pesar que no soy titular”.

El ex jugador de Almagro relató el momento inesperado en el que le tocó entrar en Madryn. “cuando se golpea Luis, Alfredo (por Grelak) me dice que me mueva por las dudas. Me empecé a mover y Luis (Ardente) me decía que estaba todo ok. Yo no miraba el partido, lo miraba a él. Por momentos me decía que estaba bien y por momentos que no. Seguí entrando en calor y luego pidió el cambio porque estaba mareado. Cuando veníamos en el micro ya estaba mejor por suerte. Veremos como concurre la semana, si se recupera o si me toca entrar. Yo estaba preocupado, hablamos luego del partido, porque se mareaba y no podía estar en el arco de esa forma. Uno siempre trata de estar preparado para cuando le toque entrar. Con Luis tenemos una excelente relación, hemos compartido muchas pretemporadas y concentraciones”, contó el arquero.

El empate sin goles en Madryn dejó a San Martín bien ubicado en la zona A de la Primera Nacional.

Sacó boleto para la Copa Argentina 2020, quedó a un punto de los puestos de clasificación al Reducido y además hace cuatro partidos que no pierde. Muchos puntos positivos para el Verdinegro que reaccionó en el momento justo después de la derrota de local ante Temperley y se puso el traje de candidato para buscar su vuelta a Primera.

“San Martín es un equipo grande de la categoría y estamos obligados a pelear por el ascenso. Al principio el arranque fue malo, nos costó reacomodarnos a la categoría. Veníamos de cuatro años en Primera. Esta categoría es distinta, las canchas, los viajes.

Es duro jugar en una cancha de B Nacional, cuando te acostumbras a los estadios de Primera”, remarcó el Colorado que tiene a su heredero Bruno (9 años) que es fanático de San Martín.

Con el correr de los partidos el equipo sanjuanino mejoró en defensa y fue encontrando el gol. Con 9 goles en contra hoy San Martín es el equipo con la valla menos vencida de la zona.

“Encontramos solidez defensiva, somos el equipo con menos goles en contra. Estamos trabajando muy bien en la defensa, Luis (por Ardente) está haciendo grandes partidos. Ajustamos también en la ofensiva”.

“Muchas cosas positivas encontramos en los últimos partidos. En el último partido tenemos que ganar para quedar en zona de clasificación y cerrar bien el año con nuestra gente”, cerró “Tomatito” Corti, la rueda de auxilio que siempre está a disposición.

Compartir:

Deja un comentario

Cerrar menú