José E. Hepp marcó un antes y un después en el ciclismo local

José E. Hepp marcó un antes y un después en el ciclismo local

Hoy vamos a convocar y destinar en “El Clásico Deportes”, a un deportista sampedrino, patrimonio del ciclismo, que dejó en los archivos de las recordaciones un título Argentino del cual, no podemos dejar de mencionar y evocar precisamente cuando se están celebrando 46 años de su conquista. 

 

Por Román Manuel Baca para El Clásico Deportes

Fue el 13 de Abril de 1974 con motivo de realizarse el sexagésimo tercer campeonato Argentino de resistencia para juveniles y mayores organizado por la Asociación Catamarqueña, fiscalizado por la Federación Argentina de Ciclismo, hoy Federación Argentina de Ciclismo Pista y Ruta (FACPyR) y disputado sobre ruta “Las Pirquitas” situada en San Fernando del Valle de Catamarca; integrando el selectivo de la Asociación Gran Buenos Aires, presidida por Don Antonio Padilla, se encontraba en séptima categoría el representante de San Pedro e Independencia F. C. José Eduardo Hepp.

José Eduardo nació el 8 de Enero de 1959, tenía 15 años, fruto del nutrido semillero que contaba en nuestra ciudad el deporte de las dos ruedas, por esos momentos; obtenía el título de Campeón Argentino, primero de las categorías Juveniles que se instalaba en la vitrina de los laureles logrados por deportistas locales.

Distinguido premio al esfuerzo, al trabajo, la dedicación, al entrenamiento a su amor propio y a la potencia desplegada en cada carrera que participaba; luego de una dura competencia sobre la escabrosa carretera Las Pirquitas, llegaron para definir los metros finales en un gran pelotón y ahí es donde prevalece el explosivo embalaje del sampedrino para dejar resignado en el segundo lugar a su tocayo, campeón Panamericano, José Madóx de Corral de Bustos; además consigue también en el lapso del mismo 1974, la medalla de bronce en la especialidad velocidad pura, (como se denominaba por entonces) en el velódromo “Julio Polet” de Mar del Plata y donde el Campeón Argentino fue Gabriel Curuchet, casi nada de contrincantes, debía enfrentar, José Eduardo, para llegar a ocupar indiscutible escalón en el podio de la categoría Juveniles.

José nunca olvidaré lo que manifestaba una persona muy acercada a tus sentimientos, cuando ganaba algún chico de la delegación sampedrina, a viva voz señalaba: “Los sampedrinos son fuertes, porque están alimentados a camotes” y a esto se lo acentuaste, confirmando en Catamarca, cuanta propiedad y realidad contenía esa expresión.

José, este día se cumplen 46 años, de esa importante consagración y “El Clásico Deportes” te agasaja, ¡felicitaciones Campeón!

 

Compartir:
Cerrar menú