En este momento estás viendo En la historia: “El pequeño GIGANTE… Mario González”
"Gonzalito" junto a Horacio Acavallo, primer campeón del mundo de Argentina

En la historia: “El pequeño GIGANTE… Mario González”

  • Categoría de la entrada:Boxeo / Varios

Hoy en esta recordación queremos evocar con muchísimo afecto a un gran deportista, personalmente para mí, ídolo, amigo y excepcional persona, boxeador “Santalucense”, que falleció el 24 de Junio del 2008, al señor del cuadrilátero, “Marito” González.

Mario González junto a su entrenador Toriano.
Foto gentileza DIEGO RODRÍGUEZ

NOTA: ROMÁN MANUEL BACA

FOTOS: DIEGO RODRÍGUEZ

“El pequeño gigante”; escurridizo, atractivo estilista y carismático, fueron sus condiciones destacadas, que indudablemente estarán homologando aquellos que peinan canas, como quien está narrando esta historia y tuvimos la suerte de ver combatir al “gran Gonzalito”.

Cuando niño sufrió parálisis infantil que le originó secuelas en su pierna izquierda; trotaba unos pocos metros y prácticamente la arrastraba; la continuidad, asistencia y empeño al gimnasio de don Santiago Toriano desde los 15 a los 20 años consiguió la recuperación total.

 

Toriano con «problemitas» de salud, debió desertar de la actividad transitoriamente en el gimnasio, y Mario un tanto abatido, recurrió a un señor cordobés, maquinista del Ferrocarril Belgrano, entendido en Boxeo, quien enseguida preciso la fecha para el debut, pero de sorpresa, el flamante consejero debió viajar, justo en el momento que Gonzalito debía realizar su primer combate; entonces fue a conversar y solicitar al instructor Santalucense, lo asistiera en el rincón en la ansiada noche de 1953.

Su carrera en la categoría liviano se iba acentuando, en San Pedro se presentó en el Estadio Municipal ante Carlos Astorga, pelea preliminar de Rubén “Atómico” Angeli y Olivito; también enfrento a otros pugilistas de nuestra Ciudad, como por ejemplo a Eldo Rocca, “Espinita” González, Ricardo “Negro” Lobianco; participó en festivales realizados en Colonia Vélaz, Pérez Millán, Arrecifes y Pergamino.

 

Recorría 5 Kms. en sulky o a caballo para asistir a los entrenamiento.

 

En el “Africano”, local ubicado en calle Alvear entre, Mitre y 25 de Mayo de San Pedro, le pusieron en el rincón rival un Rosarino que en la balanza superó 7 kilos lo pactado y durante el desarrollo del segundo round el de la Chicago Argentina le metió un zurdazo que le arrancó una muela a “Gonzalito”, pero al finalizar la contienda, por los altavoces el fallo de los jurados se escuchó: “Ganador por puntos, de Santa Lucia, Mario González”!!!!.

Foto gentileza DIEGO RODRÍGUEZ

En el gran Buenos Aires disputó algunos combates, en Martínez donde se retiró invicto con tres peleas ganadas por KO y una por puntos.

Su humildad y buena persona calaron profundo en el afecto de los Sampedrinos sintiendo la responsabilidad de local cada vez que lo hacía aquí.

En el Club Mitre, vieja cancha de Básquet, al aire libre, previo a la pelea de “Pascualito” Pérez, “Gonzalito” debía de enfrentar a un tal Molina, representante de la vecina ciudad de Baradero, un mediano grande, excedido en kilos; don Santiago Toriano no quería dejar subir a su pupilo, pero luego de ser masajeado, “Marito” pidió ir al camarín de Molina: saludó, le deseó buena suerte y le dijo: “Yo soy tu rival”, a lo que recibió de respuesta con una amplia sonrisa: “Viejo y encima chiquito, pobrecito”!!!!!!.

Pese a la negativa de don Santiago Toriano y soportando la amenaza y provocación del Baraderense, los protagonistas cada uno en su rincón, las indicaciones del árbitro y en el mismo momento cuando los segundos quitan la bata de los hombros de los púgiles, surge del público  uuuuuhhhh!!! asombrados por la diferencia de físicos, (Molina parecía un oso!!!), aplausos, alientos para el Santalucense que con tranquilidad y esquives hacía correr las agujas de reloj, mientras Molina desesperado por encontrar a Gonzalito lo descontrolaron a tal punto, que una vez finalizada la pelea colgó los guantes para siempre.

Luego para no sacrificarse intervino en la categoría medio mediano liviano con 63,500 obteniendo el campeonato de la Zona Norte de la Provincia de Buenos aires en Pergamino, título que lo llevó a las selectivas del mundial a disputarse en Tokio, allí ganó la primera pelea en el Luna Park, la segunda presentación en fallo dividido perdió ante el marplatense Antonio Páez, hermano de afamado Miguel Ángel, excampeón argentino y sudamericano.

Mario González decide su retiro como pugilista en Agosto de 1964 a los 31 años de edad, 11 de actividad deportiva luego de sobresalir secuelas de su parálisis Infantil y dejó su trayectoria con 54 peleas 40 triunfos, 10 derrotas 4 empates, tres años represento al equipo de solteros, los 8 restantes a los casados, pero siempre llevando bien en alto, la bandera de Santa Lucía.

Foto gentileza DIEGO RODRÍGUEZ

Fueron compañeros en el Gimnasio de don Santiago Toriano y festivales: el “Catamarqueño”, Camilo Cejas, Juan Carlos Ruvini (mediano de potente pegada), Adolfo, Reynaldo y Felipe Marich, (tres pesos pesados), el último asistido después del 64 por Gonzalito en el galpón de su casa donde entrenó a numerosos pupilos del lugar, como por ejemplo a: Roberto Pereyra, Juan Sierra, Ignacio Pildain, Abel Burgues, Adolfo Marich, Hugo Andrés Fiore, Tomás Calviño, Horacio y Abel almirón, Hugo Bergara, Raúl y Hugo Branchini, Carlos González, Juan Carlos Pereyra y Sebastián Farina entre tantos, que fue promocionando con gran dedicación en reuniones de Baradero y de la Federación Argentina de Box.

Apasionado del Boxeo, exponente de un estilo particular, caballero del ring, cosechó amigos donde se presentó, dejó bien sentado los prestigios de San Lucía y San Pedro, excelente persona… son cualidades del personaje a quien dedicamos la página de hoy en “El Clásico Deportes”.-

 

Compartir: