Ansaloni y García en el recuerdo de diciembre

Ansaloni y García en el recuerdo de diciembre

Sin dudas el mes de diciembre para el boxeo sampedrino representa mucho, es que sus dos máximos exponentes en el arte de los puños se consagraron en el ultimo mes del año; Rinaldo Ansaloni (foto de portada) en los cincuenta y Lorenzo García en los ochenta.

Para ello vamos a recordar como fueron sus consagraciones y un repaso de las historias de sus respectivas categorías, las de los Pesados y Livianos.

RINALDO ANSALONI

Rinaldo Ansaloni (83.700) (Naldo para los amigos), llega a consagrarse el 19 de diciembre de 1953, pelea que se realiza en el Luna Park de Buenos Aires, cuando derrota a Angel Cassano (82.100) por KO en la cuarta vuelta. La pelea fue por el título vacante y en meritos a sus antecedentes la Asoc. Argentina de Box les da la oportunidad.

El peso hoy estaría en los cruceros, es decir, Ansaloni como Cassano regalaban en la categoría mayor, ya que debían casi siempre enfrentar boxeadores mucho más grandes, entre los 90 y 100 kilos.

El título para Ansaloni le significa combatir seguido, pero  lo defendería muy poco, ante Antonio Acita (93.100), a quien derrota por KO en la vuelta 10, también en el “Palacio de los Deportes” de Corrientes y Bouchard en el año 1955 y recién en el año 1959 vuelve a defender el cinturón nacional; en esta ante José Saro Giorgetti, un boxeador 13 kilos más grande que el nuestro, quien derrota a Ansaloni en dos ocasiones, en el mismo año, KO 2 y KO 1, en ambas en el Luna Park.

Como campeón Giorgetti son las únicas dos peleas que hace defendiendo el cinturón nacional, en una categoría donde no sobraban rivales, y los que estaban era de mucha jerarquía.

Giorgetti pierde el título ante Gregorio “Goyo” Peralta, quien poco tiempo después lo pierde ante Oscar Natalio “Ringo” Bonavena (Año 1965).

La categoría pesados, tuvo en Willie Gould, un inglés, como campeón Argentino en 1908, a partir de allí Gustavo Lenevé, Suizo, pero apodado “el francés”, logra arrebatárselo, pero ante la prohibición de la práctica del boxeo en parte del país, no lo defiende nunca.

Recién después del combate entre Jack Dempsey y Luis Angel Firpo, este es considerado por la Federación Argentina, según está documentado, como campeón pesado. Nunca lo defendería  por no tener oponentes. Desde allí hubo grandes boxeadores, pasando por Victorio Cámpolo, apodado el “Gigante de Quilmes”, luego lo fue Santiago Lovell, un duro rival que tuvo “Naldo” Ansaloni en varias oportunidades.

Luego de Ansaloni, llegó el nombrado Peralta, Bonavena, Corletti, Miguel Angel Páez, Raúl Gorosito, Domingo D’Elía, Walter Masseroni, Fabio “Mole” Moli, pasando luego por varios que no hicieron historia, hasta la actualidad, donde reina el cordobés Ariel Bracamonte y está cuarto en el ranking el sampedrino Kevin Nicolás Espíncola.

En el año 1957, la Federación Sudamericana de Boxeo designa para cubrir el título Pesado vacante a Rinaldo Ansaloni, argentino y a Luis Sosa, uruguayo, combate que nunca se realizó.

Ansaloni se retira con un récord de 25 ganadas (25 KO), 5 derrotas, con una efectividad del 83,33 %. Debutó el 16 de mayo de 1953 y derrotó por KO 3 a Mario Pérez. Con solo dos peleas profesionales enfrentó a Archie Moore, un campeón mundial pesado que tenía en su haber 140 victorias, 19 derrotas y 9 empates. (Carecemos de datos de su carrera como amateurs, donde fue campeón argentino y representante olímpico en Londres)

LORENZO LUIS GARCÍA

Noche calurosa en el gimnasio “Eduardo Romairone” de Paraná Fútbol Club, era un 5 de diciembre de 1980, Lorenzo García (60.900) luego de una importante campaña como amateurs y rentado logra la chance de combatir por el cinturón nacional, luego de arduas gestiones se logra hacerlo en San Pedro, un gimnasio totalmente cubierto por un publico entusiasta  y enfervorizado recibe el título y García no falla, por puntos se queda con la pelea y le gana a Jesús Eugenio Romero (60.800).

Lorenzo logra ser el segundo sampedrino en ceñirse del cinturón más importante, defendiéndolo en varias oportunidades, primero ante el chileno, nacionalizado argentino, Juan Zuñiga Navarrete (61.200) en la localidad de Tres Arroyos, siendo empate tras 12 rounds; luego lo hace en San Pedro, gimnasio de Independencia FC ante Julio Jorge Melone, un cordobés de buena línea boxística que tampoco puede vencer a Lorenzo; al año siguiente, García (61.200) le da la revancha a Romero (61.200), en esta ocasión en Villa Angela, Chaco, terminan empatados luego de 12 asaltos; mientras que el 3 de diciembre de 1983, Lorenzo García (61.200) hace su ultima defensa del título liviano, en Formosa da una clase magistral de boxeo al local Joaquín Moreyra (61.000), ganando por puntos tras 12 asaltos, el público lo despidió con una ovación al hacer conocer el fallo.

Al no tener oponentes, no defiende su título y año más tarde la Federación lo declara vacante, pasando Lorenzo a ocupar un lugar en el ranking entre los medio medianos livianos, luego de su triunfo ante Ubaldo Sacco.

La categoría Liviano es muy largo enumerar todos los campeones, ha sido de mayor trayectoria en el boxeo local, pero podemos detallar que en el año 1924 la Comisión Municipal de Box reconoce como campeón a Alcides Herrero; luego pasó por “el Torito de Mataderos” Justo Suárez; Alfredo Prada, Nicolino Locche, Abel Laudonio, Carlos Aro, el “cirujano” Ortiz, “Cachín” Méndez, Osvaldo Corro, “Kojak” Silva, etc.

García tiene la particularidad que también disputó la corona M. Med. Liviano ante Hugo Ariel “Pajarito” Hernandez en el Luna Park, perdiendo por puntos el 7 de Setiembre de 1985 y luego en San Luís fue sin decisión en medianos ante Mario Gastón, pelea realizada el 22 de enero de 1993.

En el plano sudamericano, Lorenzo se consagra ante el mismo Jesús Romero, pero en San Pedro de Jujuy, allí en la casa de quien le había dado la chance tiempo atrás, el sampedrino va por la corona sudamericana, ganando por puntos al cabo de 12 rounds. Fue el 12 de febrero de 1982. Nunca expuso la corona al no tener rivales que quisieran enfrentarlo. Como dato anecdótico, luego de renunciar Lorenzo al titulo argentino y sudamericano, Jesús Romero fue invencible en el plano local y sudamericano, donde volvió a reinar y defender en cinco oportunidades la corona, solo nuestro Lorenzo García pudo vencerlo y en más de una ocasión.

García se retira con un récord de 202 peleas con 146 victorias, 25 empates y tan sólo 31 derrotas.  (Están incluidas las de amateurs, donde realizó 75 peleas con sólo 5 derrotas).

El debut de Lorenzo  el 6 de Octubre de 1977 en San Pedro, fue ante José Calixto Rueda a quien venció por puntos.

Informe y estadísticas: Héctor A. Albano

elclasicoproducciones@gmail.com

Compartir:
Cerrar menú