A 25 años del retiro de un jugador que dejó su sello

A 25 años del retiro de un jugador que dejó su sello

En la Fiesta del Deporte del Círculo de Periodistas Deportivos de San Pedro se entregó un presente a Omar Ansaloni, quien hace 25 años de su retiro activo del fútbol lugareño. 

“Che Albano” ¿donde jugó este señor?, lo miré de reojo y ya le pegaba un reto, pero su cara juvenil y su pregunta no era despectiva, era de admiración, de alguien que a 25 años que dijo basta de jugar al fútbol se lo recordaba y este joven que preguntaba lo hacia para interiorizarse con alguien que vivió esa época.

“Te lo resumo, un gran jugador, ¿sabes como le decían? Comisario.. no porque fuera un ogro, es que tenía voz de mando, era el primero en llegar a entrenar, el último en irse, analizaba bien el fútbol y era un técnico dentro de la cancha, ahh, jugó en Boca, en la zona era titular indiscutible y vivió una de las paginas de mayor gloria del fútbol local.. pero si querés saber más, esperas unos días y te lo cuento en la pagina…

El “pichon” de Periodista me miró y no le quedó otra, “dale, es interesante conocer la historia” expresó…

Claro está que quienes vivimos esa época tenemos la obligación de contar, porque de otra manera grandes personajes del deporte local quedarían en el olvido, es que en esas décadas no había internet, como hoy, y las noticias están en papel y si no se digitalizan, pasarán al olvido irremediablemente..

Me siento en el escritorio y me pongo a revisar amarillentos papeles, me da un poco de nostalgia cuando encuentro la colección de la revista que El Clásico mantuvo durante cinco años, recorro sus páginas y oh sorpresa, doble pagina a Omar Ansaloni. No lo pensé más, la comparto con Uds…

 

Le debíamos una nota extensa, el protagonista fue uno de los jugadores referentes de casi dos décadas en el fútbol local, un apellido que en el pueblo se conoció mucho antes, ligado al rudo deporte de los puños, su papá, “Naldo” fue un protagonista directo del boxeo de los ’50, siendo Campeón Argentino y una historia que dentro de poco contaremos, pero ahora nos ocupa su hijo, OMAR ANSALONI, un destacado jugador y respetado por compañeros y contrarios, supo ganarse un lugar grande dentro del deporte local, hablar de conformar una selección era el y varios más, en clubes, era el y varios más, en una época en que el fútbol lugareño estaba cargado de buenos jugadores, hasta de renombre con pasado en el fútbol nacional e internacional.

Omar y Alfredo, de niños jugando a ser boxeadores con los guantes de papá Naldo

Con Omar Ansaloni recorrimos esa extensa trayectoria desde que dio sus primeros pasos hasta el hoy, siendo técnico de Paraná.
Anécdotas, los clubes donde jugó, su prueba en River y terminó en Boca, sus lesiones, sus títulos, su familia, la compartimos:
Porque jugaste al fútbol?
“Elegí jugar al fútbol porque de chico era todo el día fútbol, nos agarraba la noche jugando y comiendo mandarinas y naranjas en el barrio donde me crié, fue la pasión de toda mi vida”
Sobraban condiciones y el debut en primera
“Me daba cuenta que el fútbol podía ser mi futuro por los comentarios y las decisiones que tomaba el “cordero” Secchi, en su momento “Rulo” Céliz decide no jugar, la 5 de Independencia la tenia en sus manos Jorge Nellen, porque consideraba que era el reemplazante natural, y el “cordero” le dice que la 5 es de Omar, ahí me iban marcando la pauta que la cosa venia bien”

Seleccionado sampedrino en Torneo Copa Beccar Varela en Salto, década del ochenta

Inagotable cantera y los amigos
Independencia ganaba todos los años títulos, no traían jugadores de afuera y solo reemplazaban si alguno se iba, era renovar jugadores de inferiores, en el caso mío cuándo yo me voy lo traen al “gringo” Braendt, que jugaba en Huincaló, yo tenia mucha diferencia de edad con los integrantes del plantel, yo al quedarme sin papi, los jugadores de primera, los amigos del barrio, eran mi guía, me llevaban a todos lados con ellos, Pérez, Trota, Cnokaert, eran mis consejeros, mis referentes, la diferencia de edad era notable y jugar con ellos era muy simple, además lo que decía el “cordero” era palabra sagrada”.
River y después Boca?
“La familia Rigo me consigue una prueba en River, yo viajaba todos los jueves, tal es así que entrenaba con los jugadores que estaban separados del plantel de primera, donde el técnico era Omar Sivori, hacia fútbol con ellos, jugadores que después todos fueron campeones, Barissio (NdlR: es el arquero récord del fútbol Argentino sin que le conviertan goles jugando para Ferro, jugó men Independencia de nuestra ciudad), J.J.López, Merlo, Alonso (NdlR: Todos referentes del River multicampeón del los ’70 y ’80), las practicas las Federico Vairo. La última vez que entreno en River me dicen que me esperan en Febrero, en eso recibo un telegrama de Boca, no entendía nada, resulta que Clapcich y Cnokaert me consiguen una prueba, entre 50 jugadores a los 10 minutos me sacan aparte, era el “nano” Gandulla, me dice que necesitaba zaguero central en la quinta, si se decide lo espero en Febrero, con alojamiento y pensión, no sabia que hacer, River o Boca, no peso que fuera hincha de River, me decidí por boca, era más pueblerino, había muchos chicos del interior, pensaba estudiar perito en grano, cuando me di cuenta que La Candela estaba en San justo, me quería morir, no podía ir al Puerto de Buenos Aires a estudiar, así que al tiempo por la necesidad económica de la familia amenace con venirme si no me conseguían un trabajo, a la semana lo hicieron y repartía el tiempo entre el trabajo y las practicas, hasta que llegó el “toto” Lorenzo”.

Reserva de Boca jugando ante Instituto en Córdoba, década del setenta

Fue el principio del fin
“En Boca en el ’74 estaba Rogelio Domínguez dirigiendo la primera, todos los sábados nos iba a ver jugar, nos tenia en cuenta, pero cuando llega Lorenzo, la historia fue diferente, en algunas cosas para bien, pero en otras no, llegó después de estar dirigiendo en Italia, lo primero que hizo fue fijarse como vivíamos en la pensión, no estábamos mal, pero tampoco muy bien, el lo profesionalizó al tema, pasamos a estar muy bien, a mi me dijo si había ido a Buenos Aires a jugar al fútbol o a trabajar?, tenia razón, deje el trabajo por un viático que el me conseguía, lo estoy esperando…..pero yo había ido a jugar al fútbol”.
Era un equipazo….
“Boca de esa época fue el mejor equipo que vi en mi vida, Gatti; Pernia, Sá, Mouzo y Tarantini; Benitez, Suñé y Zanabria; Mastrangelo, Veglio y Feldman……practicábamos con ellos en la cancha de Alte. Brown, Mastrangelo, Sá y a veces el “chino” se juntaban con nosotros, entre mates, queso y dulce estaban las anécdotas…”
La ida de Boca y la vuelta al pago…
“Me vengo porque me comunican que no estoy en los planes del “toto”, aunque tenia una mínima esperanza, recién el “toto” daba la lista en Enero, cuando los pases ya estaban todos concretados, por ello me perdí de jugar en Chile, por 25.000 dólares la firma y 2500 mensuales, tampoco me prestaron para jugar el Regional en Neuquén, donde dirigía un técnico de las inferiores de Boca llamado Damiano, recorrí muchos escritorios, promesas, hasta que un día dije, el fútbol será muy lindo, pero si no vivo del fútbol me vuelvo a San Pedro, acá pasaba a ganar más que cualquier equipo de la B o C, tenia una chance de Lujan pero la deseche, y estaba en mi casa”

Su vuelta a la “I”…
“Ya en San Pedro, arreglo con Bennicasa haciendo la preparación física del equipo y jugar, fue un año malísimo para mi, no podía entender como me había olvidado de jugar al fútbol, así y todo quedamos segundo de un gran equipo de Pérez Millán”
La selección, Colonia Vélaz, el regional, su futuro…
“Primero Ernesto Cardozo me cita para una selección, era suplente, un miércoles jugamos ante Excursionistas, un amisto, no llegó Rubén Archero y me puso a mi de 5, jugué muy bien, no me sacaron más…., enseguida el mismo Cardozo llega con Alvarez, dirigente de Colonia Vélaz, yo tenia el pase en mi poder y arregle, me compraron el terreno donde vivo aun hoy, estaban sorprendidos, todos les pedían un auto, yo queria donde poner mi casa, en la primer fecha jugamos en Gdor. Castro, no pudo jugar Trota y yo le digo que podía jugar de 2, me puso y quede ahí para siempre, de Perez Millán tengo los mejores recuerdos, fueron muy lindos años”

Def. de Colonia Vélaz y su debut en un Torneo Regional en 1979-1980, fue ante Huracán de Tres Arroyos en el Estadio Municipal. La primera vez de San pedro en un certamen de AFA.

Llegó a Mitre, duró 10 minutos…
“En el ’81 arreglo con Mitre, primera fecha del torneo, en el estadio, a los 10’ se cae en una jugada desafortunada arriba mío el “patito” Mattig, me rompo todo, un año parado, se portaron muy bien, yo no lo cobré pero dante Génova se preocupó siempre por mi, gracias a un medico deportologo que trajo de Capital pude volver a jugar, al otro año le ofrezco dirigir inferiores y jugar, no arreglo”
Paraná entra en su vida…
“Aparecen el mellizo Echeverria y el “patito” Corvalan, me dicen que Suárez (Jorge) quiere hablar conmigo, voy y arreglo, también lo traigo al “toro” De Baere, arreglé y no me fui más, salvo un certamen en Social Ramallo y algunos regionales en Rivadavia y Atlético Baradero, Paraná fue un proceso extraordinario, conocí gente que te hacia pensar de otra manera, en lo humano, social, deportivo, yo tenia idolatría por Jorge Suárez, como por el resto, el “colorado” Fiore, Chiarella…., crecí futbolísticamente, no podía fallarles, cada día me encariñaba más, estaba a 50 metros, iba y venia todo el día, voy y vengo todos los días, Paraná para mi es algo incondicional, cuando me necesitan estoy, como dirigente, técnico, ayudante…por todo lo que me dio, también lo económico por supuesto, siempre que pueda le voy a devolver algo…”
La selección del ’91 en el recuerdo..
“La selección de ese año, llamada Pescadores fue todo muy prolijo, entrenábamos y aparecía siempre el presidente de la Liga, Génova, los demás integrantes, era un conjunto de voluntades, me agarro a los 34 años, en una posición que no era la mía, yo jugaba de ultimo, acá lo hacia de 6, nos comemos 4 en Arrecifes, pero a partir de allí hubo algunos cambios y nos hicimos muy fuertes, agarramos un momento excelente de Carlitos Oilher, Mallo, Moyano…., fue una experiencia hermosa, me agarro maduro y lo disfrute mucho”

Ternados en la Perla Deportiva: Omar, Walter “Pulga” Casas y Carlos “Galgo” Moyano

El retiro…
“Entrenábamos en Paraná 3 veces por semana, tenia que enfrentar a Lamas, Fanelli, Rojas, Ramos…ellos mismos me hacían pensar en el retiro, yo iba a 60 y ellos a 100, además se dio todo, salimos campeones en el ’93, la final a Mitre, coronaba un gran año, era una linda manera de despedirme, coronaba una carrera y la cerraba de la mejor manera”
La dirección técnica…
“Es un cable a tierra, a veces uno está complicado en lo laboral, pero siempre nos hacemos un lugar, los otros días mi esposa me preguntaba hasta cuando, le prometí que cuando naciera mi primer nieto dejo, pero no se si voy a cumplir, dirigir es una pasión, en Paraná agarre procesos difíciles, pero en la medida en que uno trabaje y sepa lo que hace, uno está tranquilo”.(NdlR: Un tiempo después dejó de dirigir)
El jugador de hoy..
El jugador no tiene el mismo concepto del fútbol que en mi época, ha cambiado, en los ’70 los procesos duraban 6 o 7 años, cuando te tocaba jugar en primera lo defendías a muerte, hoy hay pibes que si lo hacen y otros que llegan y se conforman, estos no tienen vida en el fútbol. Hay factores también importantes, comienzan desde muy chicos, sufren muchas lesiones, la sociedad cambió”
El fútbol hoy…
Hoy el fútbol esta resurgiendo, habrá que hacerlo más competitivo, tiene que volver la primera y ascenso, premios y castigos”.
Los Hinchas…
“Es difícil encontrar al verdadero hincha, hoy es el agravio, el insulto permanente, son pocos los que van exclusivamente a alentar a su equipo”
Cuenta pendiente..
“Poder dirigir una selección en San Pedro no creo que por ahora se de, el circulo está muy cerrado, no se porque, pero nunca me llamaron, en inferiores con el “gallego” García hicimos un buen trabajo hace unos años, pero tampoco nos tuvieron en cuenta, da la sensación que Ansaloni en la Liga no es un técnico convocante, no cuenta con el aval de quienes tienen la oportunidad de decidir”
Naldo por siempre..
“ A papi lo conocí muy poco, yo tenia 13 años cuando falleció, pero me quedó un montón de cosas de aprender de él, pero gracias a díos, muchos amigos de el me contaron su historia, su vida, me pone bien que este en el recuerdo de los sampedrinos”Independencia FC…..
“Fue un lindo recuerdo de mi vida, de pibe ahí crecí, ahí jugué, viví momentos inolvidables…”.
Un dirigente..
“Jorge Suárez, sin ninguna duda…”.
Un técnico…
“Paco Sarrachini el que más me marco, sin olvidarme de Cappelletti, Cardozo…….Paco era un estratega”.
Un jugador…
“No puedo uno solo, son varios, y de alguno me voy a olvidar; Mattig, un fenómeno, el mejor que vi, Pellascini, Minotti, Lijó, Debole, Silva, Cnokaert, Montonatti…..”.
Un amigo del fútbol, un compañero….
“Tengo varios, con Porta es un respeto mutuo, con Minotti nos vemos seguido, el zurdo Osvaldo Nouet, un amigo que estuvo cuando más lo necesitaba, Eduardo Gracia….”
La familia…..
“Fue todo para mi, nos estamos quedando solo con Analia, los chicos crecieron, Franco, Macarena, Gastón, aquel que dice que estar solo es estar bien, se equivoca, si vos no tenes el aliento, el apoyo, donde descargar las alegrías y tristezas, no tenes nada, la familia es todo, cuando te empiezan a faltar te marcan, papá, mamá…….pero tengo una hermosa familia…….(larga pausa, por primera vez en la nota se pone incomodo), sufro por mi hermano (Alfredo), una peste de mierda nos marcó, te da bronca, que un tipo joven, lleno de vitalidad, deportista, buen tipo, de un día para otro no tenga libertad de movimientos, pero la vida es así……..”.

Pibe, ahí tenés, ese fue Omar jugador ¿te queda claro?

 

 

Héctor Abel Albano

Foto de portada: La única vez que se enfrentaron los hnos, fue en un Independencia-Paraná

 

Compartir:

Deja un comentario

Menú de cierre